El odontólogo del futuro, ¿un robot?
¿Lo ha leído? Hace algún tiempo, una noticia que dio la vuelta al mundo captó la atención del sector dental: un robot había realizado un implante en China sin intervención humana. El personal que estaba presente se limitó a supervisar la intervención del robot. Aquí se plantea una cuestión: ¿en el futuro los pacientes serán tratados por máquinas en lugar de odontólogos?

El brazo del robot reaccionaba a los movimientos del paciente

Supervisado por expertos, el brazo robótico le colocó a una paciente dos implantes. La intervención duró alrededor de una hora y tuvo lugar en una clínica de la provincia de Shaanxi, en China. Como decíamos, el robot en cuestión es capaz de reaccionar a los movimientos de la paciente y reajustarse.

Cuatro años de desarrollo

Según informan los medios, han sido necesarios cuatro años para desarrollar este robot. Dos fueron los factores que impulsaron este proyecto: la falta de odontólogos en China y la alta demanda de implantes. 400 millones de personas necesitan implantes en China.

Otro proyecto en Estados Unidos

 «Todo lo que se pueda automatizar, se automatizará», afirmó la economista estadounidense Shoshana Zuboff. No en vano, en otras partes del mundo también se están desarrollando proyectos similares. Por ejemplo, en Estados Unidos existe un proyecto parecido: un brazo robótico parecido recibió hace unos meses la autorización de la FDA (Food and Drug Administration). La diferencia con sus "colegas" chinos es que el robot odontólogo estadounidense solo se ha diseñado como asistente. Su labor consiste en ayudar a reducir los tiempos de operación y mejorar la precisión. En concreto debe comprobar, entre otras cosas, si en los implantes la fresa se ha colocado bien y si se está usando correctamente. De esta forma, dichas intervenciones podrán realizarse sin plantillas de perforación.

El odontólogo sigue siendo imprescindible

¿Estos principios son la solución para garantizar el tratamiento a los pacientes en las regiones en las que no hay suficientes odontólogos? ¿Las máquinas pueden y deben reemplazar a la experiencia y la habilidad del odontólogo? ¿Cómo reaccionarían a ellos los pacientes? ¿Y todo lo tecnológicamente posible es conveniente? El odontólogo Torsten Meyer-Elmenhorst, de Ivoclar Vivadent AG, no le da muchas vueltas: «Los robots solo pueden hacer lo que el hombre les enseña. Se les puede permitir realizar con precisión determinados pasos de trabajos proporcionándoles datos. Así pues, los robots siempre serán sistemas auxiliares. Cuando se trata de determinar una indicación y tomar una decisión, el odontólogo titulado y, por tanto, el hombre especializado, también será imprescindible en el futuro».

Lea el artículo original sobre el robot dental chino aquí.

 

¿Le interesa la tecnología digital? Si es así, lea la nueva edición de Reflect.

Suscribirse gratis a Reflect