Unas buenas fotografías dentales son un instrumento muy importante para informarse sobre casos de paciente, procedimientos concretos y requisitos.

El gran éxito de nuestras publicaciones sobre fotografía dental en primavera de 2017 nos ha motivado a continuar la serie. Con esta entrevista, introducimos una serie con más artículos sobre fotografía dental. Si bien las anteriores publicaciones del blog trataban sobre cómo elegir una cámara y un equipo, las siguientes notas incluirán trucos y consejos sobre la puesta en práctica concreta en el programa. Antes de saber cómo poner en escena los modelos oclusales y a los pacientes o cómo realizar tomas intraorales, el fotógrafo profesional Milos Miladinov explicará por qué es tan importante para usted la fotografía dental.

Señor Miladinov, ¿por qué son importantes las fotografías dentales?

Milos Miladinov: Las imágenes conforman una gran parte de nuestra vida. En la calle, en los medios, en nuestro teléfono... Nos rodean por todas partes. El mundo dental no es ninguna excepción. Unas buenas fotografías dentales son un instrumento muy importante para informarse sobre casos de paciente, procedimientos concretos y requisitos. De hecho, los técnicos dentales siempre me recalcan lo importante que es una buena documentación fotográfica. Son sobre todo personas muy visuales.

Además, la fotografía dental es una potente herramienta de marketing. Quien presta un buen servicio y puede documentarlo bien, tiene una clara ventaja. La parte buena es que si se aprenden los trucos de fotografía, solo hay que invertir una vez en el equipo y los accesorios necesarios.

¿Puede especificar con más detalle cuáles son las ventajas de la fotografía dental?

Milos Miladinov: Por una parte están los pacientes, que esperan obtener unos resultados excelentes. Con las fotos dentales, puede explicar el plan de tratamiento de la forma más gráfica posible. De esta manera, los pacientes pueden seguir los pasos del tratamiento desde el principio, por ejemplo, mediante tomas intraorales o imágenes en las que se pueda observar la situación actual y se pueda saber qué tratamiento es necesario. Con los primeros planos, los pacientes pueden ver la estructura de su boca, es decir: dientes, labios, mejillas, barbilla, y también cómo su mordida influye en la sonrisa y la estética de la cara, la simetría general y otros detalles.

Por otra parte, la fotografía dental es una ayuda en el trabajo. Como técnico dental y como dentista, se puede planificar con precisión el proyecto diseñando la sonrisa con ayuda de las fotos. Y por último, se puede documentar el resultado de forma convincente. De esta manera se asegura mejor que cada caso se solucione con éxito.

¿Se le ocurre alguna otra ventaja?

Milos Miladinov: La fotografía dental hace visibles los detalles más minúsculos, esos que suelen escaparse al ojo. Nos permite analizar fácilmente los errores. Una buena documentación gráfica también sirve para mejorar en el trabajo y seguir avanzando.

Y por último, como indicábamos al principio, si se puede documentar con fotos convincentes el trabajo diario, se dispone de una excelente herramienta de marketing. ¿Qué mejor manera hay de demostrar que el trabajo propio es excelente? Una imagen vale más que mil palabras.

 

¿Le interesa la fotografía dental?
Descárguese ahora nuestra lista de comprobación para elegir el mejor equipo fotográfico.

Para descargar

 

Sobre la persona

Milos MiladinovMilos Miladinov se dedica desde 2002 a la técnica dental especializada en Rumanía, su país de origen. Desde 2003 dirige un laboratorio dental. Desde que en 2013 obtuvo su titulación de fotógrafo, imparte cursos de fotografía dental en todo el mundo. Su centro de formación, llamado «Ugly Tooth», funciona desde 2015 como socio ICDE de Ivoclar Vivadent en Rumanía.

Milos Miladinov impartirá un curso de fotografía del 28 al 30 de septiembre de 2018 en el ICDE de Ivoclar Vivadent en Viena (Austria).

¡Inscríbase ahora!