Así simplifica Christian Seger, propietario de un laboratorio, su trabajo diario con la técnica de inyecciónEl factor humano sigue siendo indispensable en la técnica dental. Sus conocimientos técnicos, su habilidad artesanal y su juicio estético son imprescindibles. Por otra parte, el hombre no es perfecto, por lo que también es una fuente de error.

Para compensarlo, sirven de gran ayuda las tecnologías avanzadas y las soluciones de software inteligente, que permiten minimizar los riesgos y aumentan la seguridad de los procesos y los resultados de trabajo. Esta comparación también se puede aplicar a áreas muy clásicas, como la técnica de inyección.

Hornos de inyección con función de inyección totalmente automatizada

Christian Seger, propietario de un laboratorio de Liechtenstein, siempre está abierto a cualquier innovación que pueda servir de ayuda. Desde 2017, utiliza un método que simplifica y hace más tolerante la técnica de inyección. Se trata de la función de inyección totalmente automatizada (FPF) de los hornos de inyección Programat EP 3010 y EP 5010.

Él mismo nos lo explica a continuación.

Sr. Seger, ¿cómo fue su primera toma de contacto con el nuevo Programat EP5010 y la técnica FPF?

Christian Seger: Puesto que conocemos la técnica de inyección de Ivoclar Vivadent desde hace más de 15 años, en seguida nos hicimos con el nuevo Programat EP5010. Al principio me sorprendió un poco saber que el rápido tiempo de implementación ya no importaba tanto como con la tecnología anterior. Y también que la calibración exacta del horno de precalentamiento para la mufla de inyección ya no era tan importante como antes con tecnología FPF. Antes recibíamos formación especial al respecto, puesto que eran puntos imprescindibles para que el resultado de la inyección fuera bueno.

¿Cómo fueron los primeros resultados?

Un objeto inyectado con la función de inyección automatizada (FPF)

Christian Seger: Las primeras inyecciones no salieron como esperábamos, había grietas en las muflas. Pero pudimos solucionar los fallos rápidamente. Habíamos utilizado una masilla de enmuflado antigua no recomendada para la FPF.

El segundo motivo de nuestro fracaso inicial era que no habíamos aplicado el tiempo de mezcla recomendado de la nueva masilla de enmuflado (IPS PressVest Premium), ya que habíamos mezclado durante 2 minutos en lugar de durante 1 minuto y medio. El "castigo" se hizo patente. Pero después de cambiar la masilla de enmuflado y de aplicar unos tiempos de mezcla correctos, todo salió bien. Desde entonces, hemos obtenido unos excelentes resultados. Es importante seguir las directrices.

¿Qué ventajas ofrece la función de inyección automatizada?

Christian Seger: Aprecio particularmente la alta precisión de ajuste y la hermosa estructura de la superficie de las restauraciones. El manejo del horno de inyección es extremadamente sencillo e intuitivo con la FPF. El proceso se desarrolla de forma automatizada. El diálogo del usuario con la máquina (usuario-interfaz) es más sencillo y más cómodo.

5 Criterios para hornos de cocción perfectos o lo que es realmente importante

¿Cómo funciona exactamente la FPF?

Christian Seger: La FPF sigue un enfoque completamente nuevo, aunque el fabricante recomienda realizar todos los trabajos preparatorios (precalentamiento de la mufla de inyección, tiempo de realización, etc.) como de costumbre. Sin embargo, ya no es tan catastrófico que uno u otro punto no se cumplan al pie de la letra porque la tecnología FPF compensa las diferencias.

Uso inteligente e intuitivo

Después de iniciar el programa, el sensor de fuerza mide continuamente la consistencia de la cerámica inyectada y la evalúa. Si la cerámica es suficientemente líquida y se encuentra en el estado ideal de inyección, el software registra este momento e inicia el proceso de prensado completamente automático. Si la mufla del horno de precalentamiento estaba demasiado fría, esto ya no tiene ninguna influencia importante en la inyección. La FPF compensa automáticamente esta desviación. Calienta la mufla durante más tiempo hasta que todos los parámetros vuelvan a ser correctos. Solo entonces se produce la inyección. Queda prácticamente excluido cualquier fallo del usuario.

¿Cuál es su conclusión sobre la función de inyección totalmente automatizada?

Christian Seger: Excepto cuando se enmufla, los usuarios ya no tienen que cumplir con todas las especificaciones tan meticulosamente como antes. En algunos casos, el proceso de inyección es aún más rápido. Los resultados de inyección son notables en cuanto a la capa de reacción y la precisión de ajuste. En resumen, el proceso de inyección se ha vuelto más sencillo, rápido, cómodo y tolerante. Pulse el botón FPF y el horno hará el resto. Ya no tiene que pensar en qué material utiliza y qué programa necesita. Es un gran avance en la tecnología de inyección. Me encanta la FPF y no puedo más que recomendarla.

 

¿No está seguro de cómo calibrar bien su horno dental? Aquí se lo explicamos. Entre los técnicos dentales hay un tema recurrente: ¿(por qué) es necesario calibrar los hornos cerámicos? ¿Qué opciones hay? ¿Cuál es el mejor método? Aquí encontrará las respuestas más importantes. Hemos hecho una lista de los consejos más importantes sobre calibración.

Descarga aquí

 

Christian Seger

Sobre la persona:

Christian Seger creció en Vaduz (Liechtenstein). Realizó su formación de técnico dental de 1986 a 1990 en una clínica dental de Liechtenstein. En 1990 consiguió un empleo en un laboratorio dental. En 1991 trabajó unos meses en un laboratorio dental de Londres. A continuación, estuvo empleado en laboratorios de Berna y Zúrich (Suiza). En 1995 abrió su propio laboratorio dental en Triesen (Liechtenstein).

 

 

Programat e IPS e.max son marcas registradas de Ivoclar Vivadent AG. La disponibilidad de determinados productos puede variar en función del país.